Lunes 13 Enero, 2020

Una sinfonía cuyo ‘finale’ se ha recuperado para estrenar el año musical de la Orquesta de Euskadi.

Una sinfonía cuyo ‘finale’ se ha recuperado para estrenar el año musical de la Orquesta de Euskadi.

La Orquesta interpretará la 'Sinfonía nº9' de Bruckner en la versión que varios expertos en música han considerado como la final y correcta. Se trata de un programa modificado tras la cancelación de última hora de la participación del violinista Frank Peter Zimmermann.

En el cuarto programa de conciertos de la Temporada de Abono 19/20, la Orquesta Sinfónica de Euskadi interpretará la Sinfonía nº9 de Bruckner, la última obra del compositor austriaco, que empleó diez años en su escritura. Hasta nuestros tiempos, esta sinfonía se ha considerado inacabada por la comunidad musical, debido a que solo se conocía la versión íntegra de los tres primeros movimientos de los cuatro que había proyectado el compositor. Sin embargo, y tal y como explica más adelante con detalle el director Robert Treviño, el cuarto movimiento de esta sinfonía (Finale), que había desaparecido tras el fallecimiento de Bruckner, fue recuperado hace tan solo 8 años por el grupo editorial Samale et al tras muchos años de investigación y búsqueda.

Para este programa de conciertos, la Orquesta Sinfónica de Euskadi ha optado por presentar esta versión que varios expertos en música ahora ya sí consideran como la final y correcta, añadiendo esta versión recuperada del cuarto movimiento a los tres que habitualmente se interpretan. Esta versión solo ha sido interpretada una vez en España y estrenada hace pocos años por la Filarmónica de Berlín bajo la batuta de Simon Rattle. La sinfonía completa la componen 90 minutos de música y será una oportunidad para conocer en su integridad la que ha sido considerada como “obra maestra final” del compositor austríaco. En palabras del propio Treviño: “os ruego que apreciéis la oportunidad de escuchar este Finale que cuenta con solo 8 años de recorrido, a diferencia de la tradición de 134 años de los tres primeros movimientos”.

Los conciertos de este programa de abono tienen lugar en el Auditorio Kursaal de San Sebastián el viernes y el lunes, 10 y 13 de enero; en el Palacio Euskalduna de Bilbao el sábado, 11 de enero; en el Teatro Principal de Vitoria el martes, 14 de enero; y en el Auditorio Baluarte de Pamplona el miércoles, 15 de enero. Todos ellos serán a las 20:00. Aún hay entradas disponibles aquí.

 

 

Cancelación de Frank Peter Zimmermann

 

La interpretación de la versión íntegra de la Novena de Bruckner no estaba en los planes iniciales de este programa de conciertos. Se trata de una modificación de última hora motivada por la cancelación de la participación de Frank Peter Zimmermann debido a una lesión producto de una fuerte caída. Era la segunda vez que el violinista de talla mundial iba a interpretar el Concierto para violín de Alban Berg con la Orquesta de Euskadi, pero esta vez tampoco ha podido ser. Zimmermann no ha sido sustituido, ya que no hay violinista de su categoría que pueda ser suplido con tan poco tiempo y esté disponible para los cinco conciertos del programa.

El violinista ha expresado su compromiso por volver a la programación de la Orquesta con el Concierto para violín de Alban Berg.

 

 

NOTAS DE ROBERT TREVIÑO SOBRE LA NOVENA SINFONÍA DE BRUCKNER:

“¡Lo que debe decirse desde el principio es que está música fue íntegramente ESCRITA POR BRUCKNER! Y, como tal, no debería compararse con otras consecuciones de obras que nos resultan conocidas, como el Réquiem de Mozart, que fue completada —incluso ‘compuesta’— por Franz Sussmayr. Para poder entender ahora la presentación de este cuarto movimiento —‘Finale’— de la Novena Sinfonía de Anton Bruckner, tenemos que retrotraernos al momento de su fallecimiento en 1896. Cuando se difundió la noticia de su muerte, muchas personas se acercaron a la casa de Bruckner (sin autorización alguna) para llevarse cualquier objeto que pudiera servirles para recordar y conservar la obra del gran maestro. Sin embargo, más que preservar su trabajo, aquello obstruyó su memoria.

La mayoría de los compositores utilizan lo que se conoce como ‘folio’, un gran libro de cuero que el compositor emplea para esbozar ideas musicales, motivos, progresiones armónicas, así como para completar secciones o movimientos. Al ver que varias personas irrumpieron en el domicilio de Bruckner en 1896 para llevarse parte de su propiedad privada, agentes de la policía fueron enviados con la misión de proteger la casa de estos ladrones bienintencionados. Durante más de 100 años estos folios se cambiaron de manos entre familias, o fueron legados a bibliotecas, universidades, conservatorios, incluso vendidos en subastas en todo el mundo. ¡Y se llegaron a encontrar más folios en casa de Bruckner en el año 2012! El Equipo Editorial Samale et al (formado por Samale, Phillips, Cohrs y Mazzuca) se ha dedicado durante varias décadas a reunir estos folios perdidos y diseminados por el mundo y ha descubierto que Bruckner había escrito prácticamente por completo el ‘Finale’ de su Novena Sinfonía. De hecho, solo restan por encontrarse dos breves fragmentos de diez segundos en dicho movimiento de 23 minutos de duración. Bruckner tenía la intención de —y así lo expuso con detalle— completar el que consideraba su opus sinfónico final recuperando el tema principal del primer movimiento, utilizando (con sutileza) motivos del ‘Scherzo’ y resolviendo finalmente la sinfonía completa con el grandioso tema ascendente del ‘Adagio’.

Bruckner fue un hombre modesto con una curiosa personalidad. Las raíces de sus obras nacen de dos ideas muy diferentes: ‘Todo es para Dios’ y ‘Todo es para el amor’. No obstante, yo personalmente evito la idea de un amor ‘maduro’ en mi interpretación de la figura de Bruckner, ya que nunca tuvo hijos, ni estuvo casado, y llegó a encapricharse de modo infantil con personas claramente más jóvenes que él, aunque tal vez fueran mayores en cuanto a su madurez. Sobre todo prevaleció su incuestionable dedicación servil a Dios. Yo, como muchos de mis compañeros de mayor edad, pasados y presentes, como Harnoncourt y Simon Rattle, he apostado por esta versión de la Novena Sinfonía como LA versión final y correcta. Os presento con honor esta obra de principio a fin, querida audiencia, y os ruego que apreciéis la oportunidad de escuchar este ‘Finale’ (escrito por el maestro en cuerpo y alma) que cuenta con solo 8 años de recorrido, a diferencia de la tradición de 134 años de los tres primeros movimientos. Os invito a ser parte de la tradición y la historia de esta obra maestra”.

 

Robert Treviño

Próximos eventos

Conciertos y Entradas Enero

1 Mi
2 Ju
3 Vi
4 Sa
5 Do
6 Lu
7 Ma
8 Mi
9 Ju
10 Vi
10 enero, 2020 Viernes, 20:00 h.
Temporada de Abono Un ángel Robert Treviño Donostia / San Sebastián
Un ángel
11 Sa
11 enero, 2020 Sábado, 20:00 h.
Temporada de Abono Un ángel Robert Treviño Bilbao/Bilbo
Un ángel
12 Do
13 Lu
13 enero, 2020 Lunes, 20:00 h.
Temporada de Abono Un ángel Robert Treviño Donostia / San Sebastián
Un ángel
14 Ma
14 enero, 2020 Martes, 20:00 h.
Temporada de Abono Un ángel Robert Treviño Vitoria/Gasteiz
Un ángel
15 Mi
15 enero, 2020 Miércoles, 20:00 h.
Temporada de Abono Un ángel Robert Treviño Pamplona/Iruña
Un ángel
16 Ju
17 Vi
18 Sa
18 enero, 2020 Sábado, 11:00 h.
Matinées de Miramon Matinée 7: Kolpeka Perkusio-taldea Donostia / San Sebastián
Matinée 7: Kolpeka Perkusio-taldea
19 Do
20 Lu
21 Ma
22 Mi
22 enero, 2020 Miércoles, 20:00 h.
Temporada de Abono La Tierra Robert Treviño Donostia / San Sebastián
La Tierra
23 Ju
23 enero, 2020 Jueves, 20:00 h.
Temporada de Abono La Tierra Robert Treviño Bilbao/Bilbo
La Tierra
24 Vi
25 Sa
25 enero, 2020 Sábado, 20:00 h.
Otras actividades Concierto en el Théâtre des Champs-Élysées de París Robert Treviño Paris
Concierto en el Théâtre des Champs-Élysées de París
26 Do
27 Lu
28 Ma
29 Mi
29 enero, 2020 Miércoles, 20:00 h.
Temporada de Abono La Tierra Robert Treviño Donostia / San Sebastián Comprar entradas
La Tierra
30 Ju
31 Vi
31 enero, 2020 Viernes, 20:00 h.
Temporada de Abono La Tierra Robert Treviño Vitoria/Gasteiz Comprar entradas
La Tierra